ANCLAJES QUÍMICOS WÜRTH

¡Ideales para cargas pesadas!

ANCLAJE QUÍMICO

Para realizar fijaciones con anclajes por adherencia (anclaje químico), generalmente se introduce una varilla roscada o casquillo con rosca interior en un agujero pre-taladrado en un material base utilizando un compuesto químico de dos componentes (mortero). Se realiza una distinción entre las aplicaciones en hormigón y en mampostería.

ANCLAJES QUÍMICOS EN HORMIGÓN

Los anclajes por adherencia pueden dividirse entre anclajes de inyección o tipo cápsula, según el tipo de colocación. El endurecimiento del mortero depende de su tipo, su composición y de la temperatura del material base. Existe un periodo de espera entre la colocación y la carga de los anclajes. Si la temperatura del material base oscila entre 10ºC y 20ºC, el periodo de espera es de aproximadamente 20 a 45 minutos, dependiendo del tipo de mortero. Si la temperatura mínima de uso es de -5ºC, el periodo de espera es de varias horas.

Las cargas de tracción externas son transferidas al material base mediante la adherencia entre el mortero y la varilla roscada, y mediante la adherencia entre el mortero y los laterales del agujero taladrado. No se producen fuerzas de expansión durante la colocación del anclaje por adherencia, sino que aparecen al ponerlo en carga. Estas fuerzas de expansión son, sin embargo, considerablemente más pequeñas que en los anclajes metálicos de expansión. De este modo, se permiten unas distancias con el borde y un espacio más pequeño entre anclajes.

ANCLAJES QUÍMICOS EN MAMPOSTERÍA

Los anclajes químicos de inyección transfieren las cargas de tracción en los bloques de mampostería huecos mediante el bloqueo mecánico producido por el mortero al ocupar los espacios vacíos de los bloques.

Además, la resistencia de la adherencia también se encuentra en las regiones de las almas del bloque que han sido atravesadas. Los anclajes químicos de inyección habitualmente fallan a causa del bloque de mampostería. Por tanto, la carga máxima del anclaje depende de la resistencia del bloque, así como del número de almas atravesadas por el anclaje.

INSTALACIÓN DE LOS ANCLAJES QUÍMICOS DE INYECCIÓN

Se debe prestar una atención especial para limpiar lo mejor posible el agujero taladrado, especialmente cuando la instalación se realiza en hormigón o ladrillo macizo. Una adherencia correcta entre el hormigón y el mortero solo se obtiene si el anclaje por adherencia es instalado según las instrucciones, independientemente de la dirección de la instalación (horizontal o vertical).

Una vez realizado el taladro en el soporte se debe:

  1. Soplar 2 veces aire comprimido.
  2. Cepillar 2 veces.
  3. Soplar 2 veces aire comprimido.

La carga máxima que resisten los anclajes puede sufrir una disminución del 60% si no se realiza este proceso de limpieza del taladro. Es muy importante limpiar el agujero con un cepillo adecuado en los sistemas de inyección, ya que la inyección manual de aire comprimido no es suficiente para retirar el polvo procedente del taladrado del agujero.

 ¡EL ANCLAJE PERFECTO PARA ELEMENTOS PESADOS!

Productos Relacionados

KIT RESINA ANCLAJE WIT-FIX, 25ML

Referencia: 0903 470 001

RESINA ANCLAJE WIT-EA 150, 420ML
Referencia: 5918 300 420